Ayuno: la cura para todo

En varias ocasiones me han preguntado qué haría si me diagnosticaran una enfermedad grave como el cáncer.

La respuesta es “Nada” o mejor dicho nada tradicional, no aceptaría tratamientos de la medicina alopática, porque ya no creo en ella. La medicina tradicional mira a los síntomas sin preocuparse de la causa real. Si tienes cáncer no se preguntan cuál es la causa de la enfermedad, te dan medicamentos que destrozan tus defensas naturales para eliminar el “enemigo”.

Lo que deberíamos preguntarnos es “¿cual es la causa de ese cáncer? ¿Porque se ha formado?” El cáncer como la mayoría de las enfermedades (muy pocas tienen un origen genético real) es el resultado de un desequilibrio bioquímico en nuestro organismo, como dicen los higienistas (Arnold Ehret, Herbert M. Shelton, dos entre muchos que descubrieron esto al principio del siglo XX), el cáncer es la consecuencia de una continua y persistente toxemia del organismo. El cuerpo humano está dotado de órganos para la eliminación de toxinas (hígado, riñones, piel); cuando el nivel de toxinas es tan elevado que los filtros no consiguen hacer el trabajo, el cuerpo se ve obligado a acumular dichas toxinas en su interior a la espera de poder echarlas. Si el cuerpo no tiene la oportunidad de hacer “limpieza masiva” a través de una alimentación sana, actividad física o programas detox, esas toxinas se irán acumulando hasta que se conviertan en una inflamación que se puede seguir extendiendo hasta que el cuerpo se quede exhausto y deje de funcionar. Si a un cuerpo muy intoxicado le echas más toxinas a través de medicamentos que irán destrozando sus defensas naturales, no tendrá ocasión de curarse e irá empeorando. Del otro lado, si ponemos el cuerpo en condición de “limpiarse” y solucionar la inflamación a través de sus propias defensas, pues podremos asistir a un milagro como los muchos de los cuales tenemos testimonio. En Italia, hace años, leí de un hombre que tenia metastasis en el celebro; los tratamientos alopáticos como la quimioterapia no le hicieron nada pero cuando empezó un programa detox a base de licuados verdes, después de un par de meses las metastasis habían desaparecido! Para la medicina tradicional es un milagro mientras que para el higienismo es el resultado natural de la capacidad del cuerpo de auto-curarse. En resumen, si dejamos de llenar el cuerpo de toxinas, este tendrá la ocasión y la energía para dedicarse a solucionar los “problemas internos”.

¿Qué haría yo si tuviera cáncer? Haría un ayuno, la medicina más potente que se usa desde hace siglos. Desafortunadamente como no es algo que se puede “vender” y no sirve para la industria farmacéutica, nadie habla de ello. Se trata de dejar de comer o comer ciertos alimentos para que el cuerpo se detoxifique. Hay varias maneras de ayunar según las condiciones de la persona: se puede hacer un ayuno hídrico bebiendo solo agua o un ayuno parcial eliminando ciertos alimentos y tomando sobre todo licuados y zumos. Todo depende de la condición de la persona y de los objetivos. Más adelante, en otro post, entraremos en detalles.

Si tienes experiencia o preguntas y quieres compartirlas, por favor deja tu comentario o escríbeme a annalisa@annalisaricco.com.

Cuídate que te lo mereces!

❤ ❤ ❤

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: