Humus de garbanzos

Los garbanzos, así como las lentejas son muy energéticos y se recomienda su consumo si se quiere llevar una dieta saludable. -Sus carbohidratos son de absorción lenta y no provocan picos de azucares, nos dan energía y nos proporcionas sensación de saciedad durante mucho tiempo. Por estos motivos son aconsejados para dietas adelgazantes y para diabéticos. Contienen mucha fibra que ayuda y regula el transito intestinal, muy beneficiosos para los que sufren de estreñimiento. Además la fibra dietética ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, reduce la tensión arterial y disminuye la lipoproteína de baja densidad o el LDL. Es un alimento con alto nivel de vitaminas, como la vitaminas de complejo B, indispensables para el sistema nervioso y el hígado. Garantizan también una buena aportación de vitamina A,E,K y C. La vitamina B9 o ácido fólico contenido, hace de los garbanzos un alimento recomendado para las embarazadas.  Son ricos en ácidos grasos esenciales como el Linoleico o mejor conocido como omega 6 -entre los sales minerales destacan calcio, fosforo, hierro, sodio, magnesio, potasio, zinc. Esta legumbre contiene mediamente unos 20g de proteínas por cada 100g de producto. Su consumo garantiza una buena aportación de muchos aminoácidos, que son los ladrillos que usa nuestro organismo para construir las proteínas.

Esta receta es una versión de Paolo, mi marido (el verdadero chef de la familia!) y a lo largo de años sigue siendo un éxito. Muchos nos han pedido la receta y aquí está! 😉 

Ingredientes:

  • Garbanzos secos: 200 gr.
  • Salsa de soja: 4 cucharadas soperas
  • Cúrcuma: ½ cucharita
  • Ajo:  ½ diente
  • Zumo de ½ limón
  • Aceite de oliva virgen extra (mejor si ecológico): 1 taza de café
  • Agua de cocción a gusto.

Preparación:

  1. Poner a remojo los garbanzos unas 12/24 horas y cambiar el agua 2 veces. (Nunca usar el agua donde han estado a remojo los garbanzos porque contiene antinutrientes.)
  2. Hervir los garbanzos una hora en agua (los garbanzos son la única legumbre que hay que echar en agua hirviendo) y escurrir (el agua de cocción, si se puede usar, porque contiene sustancias nutritivas).
  3. En una batidora potente poner los garbanzos cocinados, perejil a gusto, la salsa de soja, cúrcuma, ajo, zumo de limón, aceite de oliva virgen extra. Añadir un poco de agua de cocción y batir hasta que se queda una crema homogénea (medir la cantidad de agua según la textura deseada).

El Humus debería poderse untar en una cortada de pan. Una vez acabado, ponerlo en un contenedor, dejarlo en la nevera y consumir en unos 5-7 dias.

VARIANTES: Humus con Remolacha, en esta versión hay que añadir un poco de remolacha hervida y no poner Curcuma. Esto le dará un sabor característico y un bonito color rosa que gustará a los peques.

Ideal como aperitivo o snack para mojar con hinojo crudo y zanahorias! 

Ya me dirás!

❤ ❤ ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: